.

.

COVID-19


A MEDIDA QUE COVID-19 CONTINUA IMPACTANDO LA VIDA DE MUCHAS PERSONAS EN TODAS PARTES, COMPARTIMOS PREOCUPACIONES DURANTE ESTOS TIEMPOS INCIERTOS.
INSTAMOS A TOMAR TODAS LAS PRECAUCIONES NECESARIAS PARA PROTEGERSE USTED Y SU FAMILIA.

Actualmente no existe una vacuna para prevenir la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor manera de prevenir enfermedades es evitar exponerse a este virus. Sin embargo, como recordatorio, los CDC (Centers for Disease Control) siempre recomiendan acciones preventivas diarias para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades respiratorias, que incluyen:

Evitar el contacto cercano con personas que están enfermas.
Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.
Quédese en casa cuando esté enfermo.
Cubra su tos o estornude con un pañuelo desechable, luego tírelo a la basura.
Limpie y desinfecte los objetos y las superficies que se tocan con frecuencia con un spray o paño de limpieza doméstico.

Siga las recomendaciones de los CDC para usar una máscara facial.
Los CDC no recomiendan que las personas que están bien usen una máscara facial para protegerse de las enfermedades respiratorias, incluido COVID-19.

Las personas que muestran síntomas de COVID-19 deben usar máscaras faciales para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad a otras personas. El uso de máscaras faciales también es crucial para los trabajadores de la salud y las personas que cuidan a alguien en entornos cercanos (en el hogar o en un centro de atención médica).

Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño; antes de comer; y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante para manos a base de alcohol con al menos 60% de alcohol. Siempre lávese las manos con agua y jabón si las manos están visiblemente sucias.

.

.
Esta es tu bandera, si la trajiste prendida en tu corazón no la olvides. Búscale un espacio y ofrendale una flor. Concha Guerra

Buscar en este blog :

El Fusilamiento de los Ocho Estudiantes de Medicina

27 de Noviembre... Fecha luctuosa... en el cielo de la Patria aparece un crespon de duelo...

La sangre joven ha corrido por la tierra y Cuba llora la muerte de un grupo de sus mejores hijos.

Pero se siente orgullosa. Porque ellos supieron morir. Y supieron vivir.

Esa voluntad generosa y heroica de que hicieron gala nuestros mas eximios patriotas. Esa voluntad que caracterizo a los ocho estudiantes fusilados en 1871 para llevar a cabo su plena inmolacion en el altar de la Patria.

Sus cartas de despedida denotan sufrimiento, dolor, amargura infinita por la vida tronchada en flor, pero no cobardia, vacilacion ni miedo ante la muerte.

Cuan pensamiento fecundo se pierdo la muerte prematura de algunos hombres! Al mirar al grupo tristisimo de aquellos estudiantes de medicina ante el peloton de fusilamiento, instintivamente nos sentimos inclinados a compadecerlos. Si hubieran vivido, quizas hubieran sido pilares inconmovibles de la futura Republica, tal vez habrian emulado el talento organizador del Apostol o acaso hubiesen brillado en el campo de la ciencia medica como Finlay.


Sin embargo su destino estaba sellado. Dios permitio que muerieran apenas la corola de sus vidas se habria entreabierto. Con su muerte prematura merecieron de la Patria un galardon imperecedero y su memoria brilla con  destellos mas puros en el cielo cubano.


Aparentemente su sacrificio fue absurdo, inutil. Si hubieran muerto en el campo de batalla su accion heroica evidenciaria la fecundidad de su sangre. Pere sacrificados ante la injusticia de un tribunal parcial y malevolo, no entendemos su muerte. Y sin embargo su sacrifiio era necesario. Olvidemos que las grandes obras exigen sacrificios ocultos, inmolaciones ignoradas. No sabemos la trascendencia de nuestros sufrimientos cuando ellos son causados por nuestra adhesion absoluta a una causa justa.


Asi cayeron aquellos ocho jovenes. Su muerte es una leccion de dignidad. Vale mas morir noblemente que vivir sin decoro.


                    Hay hombres que viven sin decoro, dijo Marti, y añadio :                    hay otros que llevan en su alma el decoro de muchos hombres.



De esta ultima clase eran los estudiantes del 71. A ella debemos pertenecer tambien nosotros si aspiramos a dejar a nuestro paso por el mundo una huella indeleble de justicia y de amor.

Publicado en la Revista Marista Noviembre 1958 Ano XIII Num. 3

Paginas más vistas en este Blog durante la semana.

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

HOLGUIN, CUBA

HOLGUIN, CUBA

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba