.

.

GOOGLE TRANSLATE

.

.
Esta es tu bandera, si la trajiste prendida en tu corazón no la olvides. Búscale un espacio y ofrendale una flor. Concha Guerra

Buscar en este blog :

14 de enero de 2010

Boletín informativo electrónico de la Parroquia San Fulgencio de Gibara. Parte Final.

DESDE MI BARCA,
amarrada junto a uno de los muelles de la confidente Bahía de Gibara:
la Villa Blanca de los cangrejos.
Una Barca que busca llevar a Jesús hasta la otra orilla




PARA SALIR DE CASA
Gibara estrena el 2010 caminando y subiendo
“Un año para caminar y subir”. Así lo definió el P. Ángel Andrés, antes de bendecir a todo el pueblo de la Villa y a sus hijos más allá del mar, en la primera hora del año 2010. Más de un centenar de personas respondieron con entusiasmo a la convocatoria de reunirnos frente al Templo una vez que los relojes marcaran las 12 de la noche. 

Desde allí iniciamos una peregrinación por todo el malecón gibareño hasta el punto más alto de la geografía de la ciudad: el Mirador de los Caneyes (Cuartelón). Allí nos esperaban otros.

Llamaba la atención ver a personas con más de siete décadas de vida, mostrar una alegría sin igual, gozando de la oportunidad de comenzar el año nuevo “bien arriba”.

“Las tradiciones lindas de los pueblos tuvieron todas una primera vez”, expresaba con emoción el P. Ángel Andrés, subido en uno de los muros del Mirador. “Vamos a hacer este intento, pensando en que estamos fundando una, que puede ser muy buena, por el profundo significado que entraña: Nada mejor que dar un sentido cristiano al cambio de año y expresar, como comunidad cristiana y como pueblo, el anhelo de que en el año que comienza podamos hacer un camino lleno de alegría, como el que ahora hacemos, y un camino en ascenso que nos permita estar más cerca de Dios, mientras estamos rodeados de una comunidad alegre y emprendedora”.



Minutos después, el Padre nos invitaba a pensar en los rostros de las personas que, en nuestras casas, tal vez ya dormían, o aquellos que sabíamos que en un momento como este estaban sufriendo. También en los que trabajan en la noche y no podían estar celebrando con nosotros este acontecimiento.

Finalmente, recordaba a quienes, también gibareños de naturaleza y corazón, latían junto a nosotros más allá del mar que baña y engalana a nuestra querida Villa.
Una mano levantada en señal de bendición y un corazón en sintonía con la Misericordia de Dios, bastaron para que quedáramos con la certeza de saber que la bendición del cielo se derramaba sobre nosotros y sobre toda Gibara.

Después de descorchar algunas botellas de sidra, proporcionadas por algunos miembros de la comunidad y cantar algunos villancicos, nos fuimos a descansar a nuestros hogares, satisfechos y felices.

Al día siguiente, dicen que algunos huesitos dolían, pero todas las lenguas contaban lo sucedido. Alguno que otro ya dijo: “El año que viene no me lo pierdo”.

PAZ EN LA TIERRA, EN LAS ALTURAS Y GOZO ETERNO EN NUESTRO CORAZÓN

Jornada de Oración por la Paz el primer día del año

Poner el año nuevo en las manos de Dios. Mirar, con la Iglesia, a la Virgen María en la Octava de Navidad, y rezar por la paz. Esas tres motivaciones hacían que los cristianos, en el mundo entero, se congregaran el primer día de enero de este nuevo año.

Los gibareños también. “Cuando en la prensa escrita, la radio y la TV, y hasta en los comentarios callejeros se habla de incertidumbre, nosotros estamos aquí con una certeza: Dios nos ama. Dios no nos dejará solos. Es verdad que en el mundo hay crisis, pero no es sólo política, no es sólo económica, ni ambiental. También hay crisis moral, crisis de valores, crisis de esperanza”, reflexionábamos en la primera homilía del 2010.

“En el mundo hay crisis porque se le ha dado la espalda a Dios, porque parecía que Dios ya no hacía falta (…)” continuaba nuestro párroco, “pero los que tenemos experiencia de Dios, en medio de tantas incertidumbres y tantos miedos, creemos en el Amor y tenemos la certeza de que todo puede ser mejor: sabemos que, aunque aparentemente lo tenga todo, el corazón humano en su esencia reclama y necesita a Dios y también sabemos que ese Dios es misericordioso y da siempre al hombre una nueva oportunidad. Por eso, creemos que todo puede ser mejor y tenemos el deseo de trabajar para que todo sea mejor”.

Ante la bonita costumbre de muchas personas que gustan ese día estrenar alguna prenda, los cristianos preferimos estrenar oportunidad para la esperanza, deseos de trabajar, y mucha solidaridad para el servicio a quienes, ni material ni espiritualmente, no pueden estrenar nada.

“Hoy, nuestra comunidad debe ponerse ante el espejo del nacimiento y sentirse María, y detenerse a escuchar al pueblo que servimos, para saber qué espera este pueblo de Jesús y que espera de nosotros, de lo que nuestros brazos temblorosos y también cansados pueden ofrecer”.

“A los cristianos de Gibara les tiene que interesar lo que dice y piensa la gente. Lo que espera nuestra gente. Lo que hace sufrir a nuestra gente. Y los cristianos de Gibara saben que no le van a poder resolver el problema a la gente que sufre, que necesita soñar y muchas veces se desespera, porque no tenemos los recursos necesarios y porque no nos corresponde; pero los cristianos de Gibara sí tienen que hacerle saber a la gente de su pueblo que Dios los ama, y que en medio de los problemas y de las incertidumbres hay una certeza, una seguridad, que no depende de si sube o no el barril de petróleo, o de la cantidad de las exportaciones, del signo político o de las relaciones internacionales. Sembrar esa certeza, sí que nos corresponde. Es más, nos urge”.

Con la convicción de que la paz es un don de Dios y no un premio a nuestro esfuerzo, nos comprometimos ese día a acogerla, protegerla y compartirla, desde nuestra propia misión como miembros de una familia, como estudiantes o trabajadores, como gente sencilla y pobre de un pueblo que anhela la justicia y la reconciliación, condiciones necesarias de la verdadera paz.

DEJEN QUE SE ACERQUEN
Fiesta de los Reyes Magos con los niños de nuestras comunidades

En la tarde del sábado 2 de enero todo era algarabía en la iglesia de Gibara. Los niños corrían de un lado a otro del templo. Unos llevaban disfraces, otros posaban frente al arbolito o al nacimiento para ser fotografiados por sus padres.

Una breve explicación del sentido de esta fiesta y un rato de animación, dieron paso a las rifas y entrega de regalos, por grupos de catequesis. Los que estaban allí ese día, aunque no participan asiduamente, también se llevaron algún obsequio. 

Todos al final compartieron de una rica merienda, preparada con amor por los catequistas y que, al igual que los regalos, fue sufragada con las ayudas que algunos hermanos ofrecen, de la propia comunidad y de fuera de la isla.

En Bocas son pocos los niños que participan en la catequesis, pero el domingo 3, después de la Misa de la Epifanía, también tuvieron su pequeño brindis con cake y refresco.


Y hasta Candelaria llagaron los Reyes Magos, esta vez vestidos de blanco, con largas barbas y montados en caballos. Antes de la Misa del domingo, los niños fueron avisados para salir a recibirlos al terraplén. ¡Qué alegría! ¡Los Reyes se acordaron de nosotros!, decían mientras saltaban de emoción.

Los tres Reyes entraron en sus caballos al los atrios de la capilla y allí tuvieron un breve diálogo con los niños, exhortándolos a portarse bien, a estudiar y a hacer caso a sus mayores.

Después de la entrega de los regalos, que corrió a cargo de los adultos de la comunidad, celebramos la Eucaristía y finalmente, como era de esperarse, otro brindis preparado con el mismo amor de siempre.

BREVES… BREVES… BREVES…
Novena de Navidad y Posadas
Animada estuvo la segunda parte del Adviento en Gibara, pues desde el propio día 16, al comenzar la Novena de Navidad, la cual hacíamos todos los días en la Iglesia, nos íbamos todo el grupo a una de las casas de oración de nuestro pueblo, a pedirles posada. 

Allí nos esperaban con júbilo, y al entrar a la casa lo primero que hacíamos era bendecir el nacimiento y el arbolito, en representación de todos los que hubiera en ese barrio. Después, se armaba la fiesta: rifas, cuentos, poesías, bailes y brindis, todo eso con una explosiva alegría que cada día iba a contagiando a más personas.

Caridad: matrimonios y Cáritas
No podíamos olvidar la caridad en la Fiesta del nacimiento de Cristo. Por eso, el 4º Domingo de Adviento, se convocó a todos los fieles a traer algo para compartir. Con lo recolectado, más algunos aportes de donativos particulares, se prepararon cien bolsitas con alimentos y artículos de aseo que fueron confeccionadas y repartidas por los equipos de matrimonios y caritas de la comunidad. Una gota de agua en el océano de las dificultades, pero un toque de ternura al corazón misericordioso de Jesús.

Fiesta del Grupo de Mujeres y de los Adolescentes y Jóvenes.

Al terminar la última de las posadas, el 23 de diciembre, las Mujeres de la parroquia se juntaron para hacer su fiesta. También los adolescentes y jóvenes, el domingo 27, quisieron tener su propia celebración. En ambos casos hubo intercambios de modestos presentes y algo de comestible para compartir.

Día de la Sagrada Familia
La Fiesta de la Sagrada Familia fue preparada en nuestra comunidad por el equipo de los matrimonios. Además de buscar los lectores y monitores de la Misa, de crear las moniciones y hacer las preces, escribieron un Credo de la familia gibareña, que fue proclamado en el momento de la Profesión de fe, por un matrimonio joven de la comunidad. En el ofertorio fueron llevados signos, entre ellos el mantel de la mesa familiar, como expresión del lugar donde se congrega la familia para alimentarse y para hacer vida común.

Acción de gracias
No quisimos terminar el año 2009 sin venir a la iglesia para agradecer a Dios sus dones. Por eso, el 31 de diciembre, a las 7.30 de la mañana, un grupo numeroso de fieles, acudimos al templo para expresar a Dios nuestra gratitud por el tiempo concedido y rememorar cada una de las oportunidades que nos dio para crecer en santidad.

DE NUESTROS LECTORES

***No importan los vientos de estribor para una 'barca' valiente, sale a navegar confiada en la Palabra del divino timonel: "No han de tener miedo, ¿acaso no saben que 'Yo Soy'?". Es por ello que doy la ¡enhorabuena! a este viaje ciberespacial, con ahorro de combustible, pero siempre ameno, lleno de las buenas nuevas de tierra tan entrañable que me recuerda al terruño, la otra "villa blanca de los cangrejos" de Cuba. P. Frank Lugones (Holguín)

***Desear que siga así el boletín digital Desde mi Barca, que es un proyecto amplio, pues requiere tiempo de la vida para sentarse a redactar, y que siga prosperando para el próximo año, que lo que tengan en mente de aplicar al boletín salga. Hasta la próxima. Pedro Alejandro (Gibara)

*** He recibido el último boletín de la parroquia. Gracias a él me entero de las cosas buenas, nobles y desinteresadas de mi terruño. Aprovecho para enviar mis felicitaciones a todos los hermanos de la parroquia y que la paz y la salud les acompañen en cada momento en estas celebraciones navideñas. Mi corazón estará en estos días con ustedes. Idalmis Vázquez (España)

*** Querido y estimado padre: le deseo a UD y a todos los fieles, así como a todos los gibareños un feliz 2010, que la paz del Sr. entre en cada hogar para de esta forma gozar de los privilegios que Jesús nos da. Saludos. Jorge Fonseca (EEUU)

***Deseándoles una feliz Navidad a UD., a todos los suyos y la comunidad gibareña. Un Abrazo Marista. Eloy A. Perez Montejo (EEUU)

AGRADECEMOS CUALQUIER COMENTARIO :  pangelandres@obiholguin.co.cu

Paginas más vistas en este Blog durante la semana.

Tweets de perezmontejo

Si estas en Facebook puedes seguir este Blog, haciendo clic en follow this blog

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

HOLGUIN, CUBA

HOLGUIN, CUBA

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba