DESDE HIALEAH, FLORIDA EEUU.

.

.
Esta es tu bandera, si la trajiste prendida en tu corazón no la olvides. Búscale un espacio y ofrendale una flor. Concha Guerra

Aviso a usuarios de paises de la Union Europea.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso.

PEREZMONTEJO TV

10 de agosto de 2015

Entrevista concedida por Mons. Emilio Aranguren Echeverría, Obispo de Holguín, a la publicación guantanamera “Católicos Hoy”

Publicado por la Diocesis de Holguin en Facebook. Pueden unirse a la pagina de la Diocesis en Facebook en el siguiente enlace:


EL PAPA FRANCISCO VENDRÁ A CAMINAR JUNTO CON NOSOTROS

Entrevista concedida por Mons. Emilio Aranguren Echeverría, Obispo de Holguín,
a la publicación guantanamera “Católicos Hoy

1. ¿Qué significa para un Obispo que el Papa venga a visitar su Diócesis?

El anuncio de la visita del Papa a Holguín no la recibí de ‘sopetón’. Antes había habido un intercambio entre los Obispos cubanos quienes, a su vez, estuvimos motivados por alguna indicación hecha por el mismo Papa de “que deseaba visitar alguna diócesis de las que no fueron visitadas por los dos Papas anteriores”: San Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en el 2012.
Por lo tanto, para mí hay dos hechos de mucho valor que se integran entre sí: que mis hermanos Obispos hayan aprobado que la Diócesis de Holguín fuera visitada por el Papa Francisco y, por supuesto, que el mismo Papa lo haya aceptado, inclusive con el gesto de almorzar en mi casa (el Obispado) –junto a la comitiva que lo acompaña– y descansar el mediodía antes de continuar la jornada de la tarde.

Por lo tanto, me siento muy contento y agradecido. Un cubano que le pueda decir al Papa: “siéntase en su casa”… esa cercanía es impensable. A su vez, también siento la necesidad de expresar mi agradecimiento a cuantos han hecho camino de fidelidad callada y sacrificadaa lo largo de 36 años de historia diocesana (desde 1979), empezando por el actual Obispo Emérito, Mons. Héctor Peña y cuantos han hecho este camino en las comunidades: sacerdotes, diáconos, religiosas y laicos, incluyendo a “quienes ya duermen el sueño de la paz” y a otros tantos que han emigrado.

2. ¿Cómo recibieron los holguineros y tuneros la noticia de la visita del Papa Francisco a su Diócesis?
Muchos con sorpresa (y aún la mantienen), otros con interrogantes: “¿por quése escogió a la Diócesis de Holguín?”, y algunos con su propia interpretación. Por ejemplo, escuché a una animadora de una comunidad rural cuando decía: “el Papa viene aquí porque el Año Jubilar Mariano ‘sacó a flote’ lo que significó para todos los cubanos a lo largo de estos 400 años La Ruta de la Virgen desde Nipe hasta Barajagua y luego hasta El Cobre”. Y añadió: “fíjate que hasta se escribió un libro del Hato de Barajagua y también lo declararon Monumento Nacional”.

Me llama mucho la atención que algunas personas –a las que no conozco–, me digan en la calle: “La visita del Papa nos traerá muchas bendiciones”, sin otros comentarios. Y añaden: ¡gracias!... ¡ánimo!... ¡pa’lante!... ¡aquí estamos!... lo cual también me hace pensar que la presencia del Papa no lo es solo para los católicos, sino para todo el pueblo del cual nosotros somos parte.

3. ¿Dónde celebrará el Papa la Misa?
En la Plaza de la Revolución “Calixto García Íñiguez” situada en la parte de la ciudad que se denomina: “el Nuevo Holguín”. Allí hay una plataforma en la que se celebran todos los actos públicos y en el fondo hay un friso semicircular con varios relieves que expresan las etapas vividas por el pueblo holguinero a lo largo de cinco siglos: desde Bariay (1492) hasta hoy.

4. ¿Qué trabajos viene realizando la Comisión Organizadora?
Los trabajos son muchos, pero quisiera recordar una enseñanza que los obispos latinoamericanos destacaron en Puebla de los Ángeles (México) en 1979, cuando insistieron en “la comunión y la participación”. Lo digo porque es verdad que se trabaja en varias cosas a la vez, pero la disposición a asumirlos por parte de los fieles y de muchas personas que se han brindado para colaborar, al igual que los trabajadores de empresas específicas que se les ha asignado como tarea laboral, es también muy generosa y bien dispuesta. Uno se da cuenta que todos lo hacen con gusto, con buen deseo. No debemos olvidar que la acogida y la hospitalidad es algo propio de nuestra cultura, de nuestro modo de ser.

Resumo algunos de los trabajos: los constructores diseñaron la plataforma de la Plaza y la de la Loma de la Cruz y ya se dan pasos para su ejecución por parte del MICONS con la orientación de “Vértice” (Empresa estatal de arquitectura); se pintó la Catedral y se restauran el Obispado, el templo parroquial de San José y una casa cercana que sirve de acogida para sacerdotes y participantes en eventos diocesanos.

A su vez se han escogido los cantos, se ha integrado el coro y ya se inician los ensayos, previa una grabación para enviar un CD a las comunidades para que todos participen. Se coordina lo relacionado con el transporte de los peregrinos que vienen de las Diócesis vecinas (Holguín será el centro entre Maisí y Ciego de Ávila). 
Los comunicadores han diseñado “la marca diocesana” para significar un evento de esta importancia. Se están confeccionando pencas para echarse fresco que tienen una foto del Papa y la oración por el Año de la Misericordia, pegatinas, afiches, carteles para poner en los carros y bicitaxis; los diseñadores piensan en las vallas que se colocan en la carretera, así como breves “spot” para la televisión.

Muchas personas solicitan que se les graben películas y documentales del Papa Francisco (v.gr. “El efecto Francisco”) y para eso traen al Obispado una memoria o un CD. Y, por supuesto, en las comunidades se han programado 4 encuentros para compartir en el mes de agosto (ya en algunas han hecho uno o dos) y prepararnos para rezar la Novena de la Virgen de la Caridad a partir del 30 de agosto y hasta el 8 de septiembre. Esperamos, igualmente, muy buena disposición para organizar la Comisión de acogida y servicio, de modo que la celebración eucarística se realice en un ambiente religioso, de silencio, oración, escucha, fraternidad, alegría espiritual y participación… Dios nos estará bendiciendo.

5. ¿Podría adelantarnos algunos detalles de lo que será la Misa con el Papa?

Los colaboradores más cercanos del Papa nos han explicado que la visita es larga (10 días: 3 en Cuba y 7 en Estados Unidos) y, por lo tanto, hay que evitar cargar el programa, aunque ya sabemos que el Papa es muy espontáneo y natural en sus gestos. Lo vimos en la televisión cuando llegó a Ecuador y besó uno por uno a los niños que estaban en el acto de bienvenida vestidos con trajes típicos de las diversas regiones del país.

El 21 de septiembre (lunes) la Iglesia celebra la Fiesta de San Mateo, quien fue uno de los Doce Apóstoles y también uno de los cuatro evangelistas. Los ornamentos serán de color rojo. Eso hace que en la Misa se cante el Gloria y se rece el Credo. Además de las lecturas bíblicas también habrá Oración de los Fieles y está previsto que, como Obispo diocesano, le dirija al Papa unas palabras al final, antes de que él imparta la bendición. Con el Papa concelebrarán los obispos y sacerdotes que lo acompañan en su comitiva, los obispos y sacerdotes cubanos y otros que se dispongan a venir de otros países para compartir fraternalmente la alegría de los cubanos y, ese día, de manera especial, de los holguineros y tuneros. Quiérase o no, la visita del Papa y la Eucaristía que presidirá, los mensajes que pronunciará y los gestos que realizará marcarán la historia de nuestro terruño en un antes y un después.

6. ¿Es cierto que el Papa irá a la Loma de la Cruz y que un coro de niños le cantará?
Así está previsto en el programa confeccionado entre la Santa Sede y el Estado cubano con una especial participación de los obispos que somos anfitriones. Si el Papa viene a Holguín y no sube a la Loma de la Cruz se quedaría en deuda con el pueblo holguinero. 

Un sacerdote pasionista, el P. Felipe de la Cruz, siendo párroco de la Iglesia de San José (Holguín) fue el artífice que logró colocar nuevamente el madero de la cruz en la década de 1950, ya que se había deteriorado. Hace pocos días me entregaron una copia del mensaje que él dirigió en esa oportunidad: es literalmente muy hermoso, cordial, arraigado en sus mismos sentimientos… y usa una expresión que dice más o menos así: “la cruz no está iluminada porque ella está para iluminar a todos los que la miran y peregrinan hasta ella”.

Por motivo de espacio y el mismo hecho del ascenso hasta allí, seremos pocos los que –Dios mediante– subiremos a la Loma con el Papa. Está previsto que él rece una oración e imparta la bendición sobre toda la Diócesis y sobre la ciudad de Holguín. Mientras llega y se prepara para esta sencilla celebración y, posteriormente, en la despedida, habrá un coro infantil de 35 voces que cantará varias canciones como una cortina musical de fondo.

7. ¿Cómo puede enriquecer esta visita del Papa las prioridades de nuestro Plan de Pastoral?

Me parece que la pregunta debe ser en gerundio, es decir, ¿cómo está enriqueciendo la visita del Papa las prioridades de nuestro Plan Pastoral? Lo primero que se destaca es “el anuncio”. El Papa es el sucesor de Pedro, aquel pescador que “lo dejó todo y lo siguió” (igual que Mateo, cuya fiesta celebraremos ese día). El anuncio genera el dinamismo del seguimiento en aquel que lo recibe con corazón bien dispuesto. Después está “la acogida” para que, poco a poco, haya “un encuentro”: rezar, leer la Palabra de Dios, compartir en comunidad, practicar la caridad con el necesitado, vivir en familia, participar de los Sacramentos y poner en práctica las virtudes. Todo eso concluye en nuestro “compromiso como discípulos de Jesús”: dar testimonio de su amor por todos. El Papa vendrá a “confirmarnos en la fe” y a animarnos a continuar haciéndolo por el camino que hemos trazado para los años 2014-2020. 

El Papa Francisco, del 19 al 22 de septiembre, vendrá a caminar junto con nosotros –como hizo Jesús con los dos discípulos de Emaús– y le diremos lo mismo que aquellos peregrinos (como también se lo dijeron los camagüeyanos a Juan Pablo II) “quédate con nosotros”, pero él después de dejarnos su mensaje y partir el pan al presidir las celebraciones eucarísticas, seguirá adelante en su camino sembrando por todas partes semillas de misericordia y reconciliación. Por su parte nosotros nos quedaremos con el corazón ardiente por todo cuanto significa su presencia, su visita, su actuar en bien de toda la humanidad y mejor dispuestos para –como también escribió el apóstol San Pedro– “dar a todos razón de nuestra esperanza”.

8. ¿Qué frutos puede dejar la presencia del Papa en nuestro pueblo?
Un gran deseo de conocer a Jesús, el Hijo de Dios, a quien la Virgen de la Caridad carga en su brazo. Y cuando uno conoce a Jesús y, poco a poco le abre su corazón experimenta un sencillo llamado a la conversión, a la necesidad de darle un giro a su vida, a cambiar poco a poco algunos aspectos de su comportamiento, de su vida. Pasa igual que cuando se le da vuelta a un reloj de arena, ya que día a día hay un poquito menos de “yo” y un poquito más de “Él”. ¡Eso es lo que hace falta: que creamos en el Evangelio y vivamos de acuerdo a sus enseñanzas, de manera especial que vivamos las actitudes de las Bienaventuranzas (Mt. 5) y realicemos los gestos de misericordia (Mt. 25). En resumen, una conversión que permita que haya menos egoísmo y más amor a los demás.

Hay que darse cuenta que la misericordia de Dios es el bálsamo que cura todas las heridas y magulladuras de adentro para afuera e, incluso, sin dejar cicatriz. Y si alguien quiere hacer la prueba que le pregunte a San Pedro. Por eso, su Sucesor, el Papa Francisco, nos visitará como “Misionero de la Misericordia”. Le pido a Dios, a la Virgen y a San Mateo que muchos cubanos confíen en la misericordia de Dios y le abran su corazón para que su gracia actúe en ellos y experimenten ese amor de tú a tú.

9. ¿Qué compromisos misioneros se han propuesto para el después de la visita?

Para muchos, decir “seguir en lo mismo” puede sonar a rutina, sin embargo, es necesario que sigamos en lo mismo que a mí me gusta decir: “en lo nuestro”, con una mayor disposición y compromiso discipular. A nosotros, los cristianos, nos corresponde darle a nuestro pueblo “la vida en Dios” con el testimonio, con el anuncio explícito del mensaje cristiano, con la celebración preparada de los Sacramentos, con los gestos caritativos a favor de los más necesitados y con el compromiso de todo discípulo (sacerdote o laico) de ser “sal, luz y levadura” para que el fermento del Evangelio transforme el corazón de todas las personas, de las familias, de la sociedad y todos vivamos y formemos parte de una nueva ciudadanía, a la que San Juan Pablo II llamó: “Civilización del amor, la justicia y la paz”.

Paginas más vistas en este Blog durante la semana.

Tweets de perezmontejo

Si estas en Facebook puedes seguir este Blog, haciendo clic en follow this blog

Parque Calixto Garcia. Clic en las 4 flechitas para verla grande. De Hendrik Henschel.

Ciudad de Holguin desde la Loma de la Cruz. Autoria de Hendrik Henschel.

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

HOLGUIN, CUBA

HOLGUIN, CUBA

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba