.

.
.

.

.
Esta es tu bandera, si la trajiste prendida en tu corazón no la olvides. Búscale un espacio y ofrendale una flor. Concha Guerra

Aviso a usuarios de paises de la Union Europea.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, realizar análisis estadísticos sobre los hábitos de navegación de nuestros usuarios y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso.

PEREZMONTEJO TV

25 de diciembre de 2013

MENSAJE RADIAL DE MONS. EMILIO ARANGUREN ECHEVERRIA, OBISPO DE HOLGUÍN (y LAS TUNAS) EN OCASIÓN DE LA CELEBRACIÓN DE LA FIESTA DE NAVIDAD 25 de diciembre del 2013


Queridos hermanos y hermanas:
Desde el pasado día 15 comenzamos la Novena preparatoria a la Fiesta de Navidad que hoy celebramos. A lo largo de estos días nos hemos reunido en torno al Nacimiento en el que, a través de sencillas imágenes, se representa la escena que narra el Evangelio de San Lucas: un portal y dentro de él, José y María con el NiñoJesús acostado en un pesebre y envuelto en pañales. La tradición añade un burro y una vaca para significar que era el lugar donde se guardaban los animales para protegerlos de la noche y del frío.
Para mícomo Obispo de la Iglesia Católica, estos días han sido ocasión para visitar varias comunidades y compartir con ellas la alegría de la Navidad. Así, por ejemplo, celebré la Misa en el barrio de Santa María, perteneciente al municipio y parroquia de Gibara. Allí, el día 18, celebramos la fiesta patronal en honor de Nuestra Señora de la Esperanza. Una sencilla y festiva celebración en la que fueron bendecidos tres matrimonios quienes también hicieron su primera comunión junto a otros tres adolescentes. Semanas anteshubo una celebración similar en Cupeycillo. El domingo 22 ,anticipamos la fiesta en la comunidad de San Juan Bautista, en el poblado de Cristino Naranjo, municipio y parroquia de Cacocum. Anoche, la Misa del Gallo, la presidí en Chaparra y hoy lo haré en Tunas y por la noche en Holguín. Esta grata experiencia se repite por todas partes. Una imagen muy bonita es ver a los niños de la mano de sus padres o abuelos cuando se acercan a la Catedral, o al templo del pueblo, o a la casa de un vecino, o en el portal de la casa donde viven las monjitas para mirar, como ellos dicen, "las figuritas" y escuchar con atención la explicación de los mayores mientras se oye la música de los villancicos. Estas vivencias ayudan a renovar y fortalecer la esperanza.
En este recorrido también experimento gozo al recibir el saludo de personas desconocidas que, con su gesto o palabras, transmiten cariño y alegría. Esto me ha sucedido en Antilla, y se debe a que las personas están contentas al ver que se adelanta la construcción del nuevo templo. De igual forma lo he experimentado enSagua de Tánamo, Velasco y Manatí. Así, poco a poco, también las comunidades de Frank País y Guatemala, al igual que las de Floro Pérez, Bocas, Iberia y Mir tendrán, en un futuro, la posibilidad de poder reunirse en su templo y compartir la misma alegría. A esto se añaden los pasos dados para también poder hacerlo en Moa, Barredera y Buenaventura. Estos son signos de esperanza que ayudan a mantener, en el vivir diario, la confianza en Dios y así, poco a poco, ir haciendo realidad las ilusiones que albergamos en el silencio de nosotros mismos.
Por eso, qué importante es, queridos hermanos y hermanas, que renovemos en el corazón de cada uno de nosotros el amor a Dios. Hay una verdad muy grande que compartimos todos los cristianos y que aparece en la Biblia con toda claridad: "fue Dios quien nos amó primero" (1 Jn. 4,19) y lo manifestó cuando envió a su Hijo, Jesucristo, para que nos levantara y rescatara del fango en el que la humanidad había caído por alejarse de Él y rendirle culto a otros dioses.
Para realizar esta obra, Dios no hizo bulla. Al contrario, el camino que escogió en su infinita sabiduría fueintegrar una familia que, a su vez, preparara un sencillo hogar. Eso era lo que necesitaba de acuerdo al Plan de Salvación que había trazado.
Lo primero que hizo fue acercarse a una joven llamada María para anunciarle que ella era la escogida, de entre todas las mujeres, para ser la madre del Salvador, y le dijo que el Niño se llamaría Enmanuel, que quiere decir: Dios-con-nosotros. La respuesta de María fue expresarle a Dios su total disponibilidad: "Que se haga en mí según lo has dicho" (Lc.1, 38).
Después fue en busca de José, joven carpintero, hombre callado, sencillo y del pueblo. A José le pidió que recibiese a María como esposa y que cuidara del niño que ya ella engendraba en sus entrañas, porque ese niño "venía de Dios". José, en silencio, obedeció a Dios y se llevó a María a su casa (cf. Mt.1, 18-25)
En ese tiempo la historia indica que fue promulgado un edicto para hacer un censo y, de acuerdo a lo establecido, los cabezas de familia tenían que ir a registrarse, cada uno a su lugar de origen. Por eso, José junto con María tuvo que ir a Belén, y fue allí donde se le presentó el parto a María. Tocaron en varias puertas yal no ser acogidos prepararon un pequeño establo. Ese fue el hogar en el que, al calor de María y de José, nació Jesús, el Hijo de Dios, el Mesías, el Salvador.

Queridos amigos y hermanos que me escuchan, esto que he explicado es lo que narra la Palabra de Dios en los evangelios de San Lucas San Mateo. Por eso, repito lo que expresé el año pasado, en esta misma fecha: "Sería significativo que, en este día, todos cuantos creemos en Jesucristo nos reuniésemos en un mismo lugar y escuchásemos la proclamación del texto evangélico del Nacimiento de Jesucristo, en el segundo capítulo delEvangelio de San Lucas. Posteriormente nos damos las manos como expresión de fraternidad al aceptar lo que dice San Pablo"un sólo Señor, una fe y un bautismo; sólo hay un Dios que es el Padre de todos" (Ef. 4,5-6) yjuntos rezamos la oración que Jesús nos enseñó, el Padre Nuestro. Al final, con sincero respeto nos saludamos y despedimos con las palabras en las que Francisco de Asís resumía todo cuanto significaba la vivencia de la Navidad: ¡Paz y Bien! La invitación queda hecha y la recordaré nuevamente el año que viene al acercarse esta celebración.
En este día de Navidad –tal como hice el año pasado– también vuelvo a dirigir una palabra cordial a los que"viven sin esperanza" (Ef.3,12), ya que cuando falta la esperanza el futuro resulta incierto, y, por eso, el hombre se evade, busca falsos refugios, se enajena, huye del compromiso para con los que comparte la vida y con quienes integra una misma sociedad, emergen falsos temores, se generan dudas y angustias innecesarias y se toman rápidas decisiones. En la primera Nochebuena de la historia, las palabras con las que se abría el Nuevo Testamento fueron"¡No teman!". Y nosotros debemos preguntarnos: ¿cuál fue la motivación que aquellos mensajeros alegaron para invitar a la confianza, a la alegría y a la esperanza? Y ellos añadieron"porque hoy, en un portal de Belén, les ha nacido el Mesías, el Señor, vayan y lo encontrarán envuelto en pañales y acostado en un pesebre" (Lc. 2,10-12)
Lo mismo que pasó a los pastores, gente sencilla del pueblo judío, que cuidaban a su rebaño, también sucedió a aquellos sabios venidos del Oriente (Mt. 2, 1-12) quienes habían "visto salir una estrella" y la habían seguido, ya que querían encontrar al Mesías.
Hoy, al igual que los magos, muchas personas buscan un horizonte que les permita trazar el proyecto de su vida y, por eso, tienen inquietud, dialogan para encontrar esa luz que ilumine los pasos a dar y que fortalezca la constancia en el bien obrar, aún en medio de las dificultades.
¡Qué lección tan hermosa nos brindan en esta celebración navideña el ejemplo de los pastores y de los magos quienes, de diferentes formas y por diversos caminos, llegaron a Belén y encontraron a Jesús, el Señor, la razón profunda de nuestra Esperanza! Por eso, tanto unos como otros, después del encuentro, hacen el camino de regreso con otra disposición, llenos de alegría y comunicando a otros, con quienes comparten la misma vida,la experiencia de paz y esperanza que había renacido en ellos.
Amigos que me escuchan, pensar así me ayuda a recordar años atrás cuando se hicieron estribillo algunos versos de la canción que dice1: "Venga la esperanza, pase por aquí""venga la esperanza, vuele el colibrí", y la letra afirma y cuestiona"que sin esperanza ¿dónde va el amor?". Y concluye diciendo: "Venga la esperanza, pero con amor".
Sí, hermanos todos, en Jesús vino la Esperanza al mundo y con su entrega total por nosotros nos demostró que la Esperanza cierta es la que se fundamenta en el Amor. Este Misterio de Fe, Esperanza y Amor es el que hoy celebramos los cristianos en el mundo entero.
¡Feliz Navidad, queridos hermanos y amigos de estas tierras holguineras y tuneras! ¡El Señor está con nosotros y esa es la razón de nuestro gozo espiritual, de nuestra esperanza y de nuestra buena disposición ante la vida y de manera especial para con el prójimo!
¡Feliz Navidad, hermanos y hermanas de otras denominaciones cristianas que hoy, con un mismo espíritu, celebramos y nos alegramos por anunciar este Gran Misterio del Amor a Dios a toda la humanidad!
Que en el año 2014, cada familia –en la ciudad, en el barrio o en el campo– se proponga ser un hogar donde se experimente el calor de las virtudes que vivieron José y María con Jesús, primero en Belén, después en Egipto y más tarde en Nazaret. Que el año 2014 sea de bendición para las familias cubanas y que, junto al colibrí, también venga para cada una de ellas la Esperanza que brota del Amor de Dios.
¡Feliz Navidad para todos! ¡Recemos para que el nuevo año sea de bienestar, armonía y paz!











Paginas más vistas en este Blog durante la semana.

Tweets de perezmontejo

Si estas en Facebook puedes seguir este Blog, haciendo clic en follow this blog

Parque Calixto Garcia. Clic en las 4 flechitas para verla grande. De Hendrik Henschel.

Ciudad de Holguin desde la Loma de la Cruz. Autoria de Hendrik Henschel.

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

HOLGUIN, CUBA

HOLGUIN, CUBA

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba