.

.

GOOGLE TRANSLATE

.

.
Esta es tu bandera, si la trajiste prendida en tu corazón no la olvides. Búscale un espacio y ofrendale una flor. Concha Guerra

Buscar en este blog :

13 de enero de 2010

Boletín informativo electrónico de la Parroquia San Fulgencio de Gibara Nº 9 Enero 2010


DESDE MI BARCA,
amarrada junto a uno de los muelles de la confidente Bahía de Gibara:
la Villa Blanca de los cangrejos.
Una Barca que busca llevar a Jesús hasta la otra orilla


INMACULADA, SÍ, PERO DOLOROSA, POBRE Y TRABAJADORA
Fiesta Patronal de la comunidad de Bocas
Dice un canto muy bonito:
“De toda mancha y sombra original, tu Hijo Dios te quiso preservar. No te privó, María, del dolor, de la pobreza ni de trabajar”.

Eso lo sabe la comunidad de católicos del pueblo de Bocas, quienes al igual que todos los católicos del mundo, celebraron este 8 de diciembre la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, pero con un motivo más: la Inmaculada es su patrona.

Una comunidad sin templo, pero con unas columnas vivas que hablan por sí solas de fidelidad, de sacrificio… Una casa en construcción como cobija para una fiesta, pero arreglada y bonita como la Basílica más hermosa de la tierra. Además, la visita de las Hermanas Lauritas, de Gibara, las Hijas de Jesús, de Velasco, y un grupo alegre de hermanos y hermanas de la comunidad vecina de Candelaria.

Para los bocareños, celebrar la Inmaculada es descubrir que a cada uno de nosotros un ángel también nos anuncia que estamos llenos de la gracia de Dios para asumir la misión que nos corresponde. Significa que el día de nuestro Bautismo, también quedamos limpios y puros para comenzar de nuevo y que cada vez que nos acercamos al sacramento de la Reconciliación se repite el milagro.

Una fiesta en la que hubo dulces y refrescos, pero en la que, sobre todas las cosas, prevaleció el deseo de ser fieles a Dios hasta el final, como la pura e intachable María.
ESTA NOCHE SE NOS ANUNCIA LA ESPERANZA
Misa del Gallo y Misa del día en la Natividad del Señor


Todos los bancos llenos. Los arbolitos de Navidad dando luz, brillo y color. Niños y no tan niños atraviesan el puente del nacimiento preparado en una de las naves laterales del templo, mientras lanzan alguna que otra moneda a la fuente, llamada por ellos “de los deseos”. Música navideña alegrando el ambiente e invitándonos a la alegría. Sacristanes, acólitos, lectores y cantores preparan su servicio para la celebración… todo es movimiento y alegría en esta noche en la Villa de San Fulgencio.

La Misa del Gallo está a punto de comenzar. Apenas se escuchan los primeros acordes del Adeste Fideles, se ve venir la procesión de los ministros atravesando la aromática nube de incienso que ya perfuma la iglesia entera. “Porque un Niño nos ha nacido, un Hijo senos ha dado”, y la imagen del Recién Nacido viene en las manos de uno de los acólitos, abriendo la procesión.

Comienza la celebración con el Pregón de las Calendas, señalándonos, a través del fino canto, que el hecho que celebramos está sembrado en la historia de los hombres.
Prosigue la celebración y al llegar el momento del Gloria in excelsis el templo entero vibra, mientras las campanas repican anunciando al pueblo nuestra alegría.


Las lecturas nos llevan hasta el principio de la fiesta, y acto seguido, en la homilía, se nos dan pistas para entender y vivir este Misterio en nuestro presente. Recordamos algunos fragmentos:

“El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande. Habitaban en tierras de sombras, y una luz les brilló” 

Aquel pueblo caminaba en tinieblas, estaba desesperado, sufría mucho, tenían carencias de todo tipo, eran oprimidos, aquel pueblo no tenía libertad. Aquel pueblo vivía en un nivel muy hondo de pobreza, material, espiritual y moral.

Aquel pueblo veía cada vez más diferencias entre sus miembros: los pobres, los enfermos, los marginados política y socialmente, los fanatizados con un tipo de religiosidad-calmante, o religiosidad-droga, de esos tipos de espiritualidades que separan la fe de la vida, que separan la intimidad del hombre de su contexto social… por otro lado estaban los ricos, que son casi siempre los que tienen el poder, los que no están dispuestos a ceder, a reconocer la verdad y pedir perdón por sus errores y salvar a su propio pueblo.

Así estaba aquel pueblo, estan eran algunas de sus oscuridades. Y nosotros, ¿Cómo estamos? ¿Cómo está nuestro pueblo? A mí me parece que nuestro pueblo está cansado. En el contacto directo con las personas de nuestro pueblo, escuchándoles, intentando ayudarles, o en el intercambio cotidiano, uno se da cuenta de que hay pocas expectativas y que no hay casi esperanzas.


Porque cuando uno espera que las cosas se pongan peores, cuando uno está aguardando que en algún momento se anuncien malas noticias, uno no tiene esperanza, porque la esperanza siempre tiene que ver con lo bueno. Y la esperanza no derrumba, no aqueja, sino que levanta y dinamiza, mueve a buscar soluciones, moviliza a soñar y a trabajar para alcanzar el sueño (…)

(…)La gente que aquella noche, en Belén, recibió el anuncio de los ángeles, no lo tuvo todo hecho. No sabemos que pasó con los pastores y con los magos en los días siguientes, en los años siguientes al nacimiento de Jesús. Pasaron por lo menos 30 años para que Jesús se manifestara con toda la fuerza de su humanidad y de su divinidad y el mundo lo conociera: para aceptarlo y seguirlo, o para rechazarlo y perderlo. Pero aquella noche, la gente de Belén tuvo una oportunidad para volver a soñar, para seguir creyendo en la luz, para seguir trabajando con sentido.

Hoy, a nosotros, nos pasa algo similar: Hoy celebramos el Nacimiento de Jesús y hacemos fiesta, pero al llegar a nuestra casa, los problemas vana a seguir estando ahí. Mañana, cuando nos levantemos, nos daremos cuenta de que las cosas aparentemente siguen estando iguales que siempre, la gente irá y vendrá de un lado a otro y el sufrimiento seguirá latente en nuestro pueblo. Pero nosotros no seremos ya los mismos, por lo menos tenemos la oportunidad de no ser los mismos. Esta noche se nos anuncia la esperanza, se nos dice que somos amados, que hay alguien que sí ha estado dispuesto a ceder por nosotros, a sufrir por nosotros”.

Después, la celebración continuó como de costumbre, pero con más alegría que nunca. Al final de la Misa, todos tuvimos la oportunidad de acercarnos ante la imagen del Niño Jesús para manifestar nuestra adoración al que nació para salvarnos.
Al día siguiente, nos volvimos a congregar para la Misa del día, en la que volvimos a vibrar con la Palabra Viviente que se encarnó y puso su morada entre nosotros.

CUATRO ESTABLOS MÁS Y UNOS CUANTOS CORAZONES-PESEBRES
Navidad en las comunidades de Cantimplora, Santa María, Bocas y Candelaria

Cantimplora
En la tarde del 24 de diciembre, nos reunimos unas 30 personas, para celebrar la Misa de Navidad y tener unos momentos de fraterno compartir entre hermanos, con el gozo de saber que Dios se hizo niño por nosotros. Un sabroso ajiaco cubano, que además de estar muy bien elaborado tenía un poquito de cada uno de los que estábamos allí presentes; además, un intercambio de regalos y algunos obsequios para los niños de la catequesis.

Santa María
Noche del 24 de diciembre. Más de cincuenta personas, en su mayoría jóvenes, congregados en “la casona”, para tener la celebración del Nacimiento de Jesucristo. La Hna Nineth Ordóñez ML, acompañó la celebración, mientras que el P. Ángel Andrés pasó por allí antes de comenzar para felicitarlos e invocar de Dios la bendición sobre ellos.

Candelaria
A la gente de Candelaria no le bastó con tener la Misa Solemne de la Navidad el viernes 25 por la tarde, donde compartieron al final por medio de una suculenta “mesa cubana” donde había comestibles y bebidas variados, elaborados por los propios miembros de la comunidad para la ocasión. Ya la noche anterior, con la presencia del párroco, tuvieron una cena comunitaria, en la que recordaron el por qué en estos días, todas las familias, incluida la familia eclesial, nos reuníamos para celebrar juntos.

Bocas
Alegría sin igual la de los cristianos de Bocas, que el 25 de diciembre, después de celebrar una muy linda Misa de Navidad, acomodaron un garaje y allí tuvieron un almuerzo comunitario con lechón asado. Era significativo contemplar los rostros de todos los que estaban allí, personas con miles de problemas y dificultades, como todos los demás, pero con una seguridad en el amor de Dios que les permitió gozar de un momento de verdadera fraternidad.

JUNTOS Y REVUELTOS EN LA NAVIDAD
Celebración festiva de la comunidad de Gibara


Además de las celebraciones litúrgicas, la comunidad de Gibara no quiso perder la oportunidad de celebrar de otro modo la alegría de la Navidad. Por eso, el sábado 26 de diciembre, cuando eran las 8 de la noche, nos dispusimos a hacer una fiesta.

Cantos del coro, poesías, intervenciones espontáneas, actuaciones fonomímicas, rifas, bailes, karaoke… todo eso y más se juntaron para hacer de la noche sabatina un momento de fraternidad y comunión entre todos los fieles.

Mientras disfrutábamos de la fiesta, alguna copita de vino se fue colando entre la multitud, y al finalizar todos compartimos unos sabrosos bocaditos de lechón asado y un refresco, conseguidos con el esfuerzo de todos.

El cierre de la noche estuvo a cargo del coro parroquial, que nos invitó a todos: “¡Ven a cantar, ven a cantar, que ya está aquí la Navidad!”

AGRADECEMOS CUALQUIER COMENTARIO :  pangelandres@obiholguin.co.cu



Paginas más vistas en este Blog durante la semana.

Tweets de perezmontejo

Si estas en Facebook puedes seguir este Blog, haciendo clic en follow this blog

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

HOLGUIN, CUBA

HOLGUIN, CUBA

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin, Cuba

Holguin Cuba

Holguin Cuba